Historia

El principio de las cosas, la vela en nuestra costa.

La huella de la historia comenzó a abrirse, institucionalmente, un 16 de febrero de 1945 cuando sesiono el incipiente Yacht Club Paysandú. Al atardecer de dicho día, entonces en la sede del Club de Pescadores Paysandú, donde tenía su asiento inicial la institución sanducera de vela, se reunieron los señores Juan Bertoni, Manuel Cosio, Pedro Demichelis, Juan Carlos Oneto, Rogelio Sarroca, Decio Cora, Roberto Quintana, Agustín Fagetti, José A Barnes y Juan P Vial.

Resumiendo la esencia de su decisión soberana, como deportistas, establecieron la iniciación de actividades concernientes “a la formación de una entidad que fomente y practique la navegación a vela y lo náutico en general”.

En tal ocasión se constituyó un comité provisorio presidido por el señor Juan Bertoni, que tendría como objetivo dicha noble meta.

Pocos días después, exactamente el 1º de marzo de 1945, se reunía por primera vez la Asamblea del Yacht Club Paysandú, en la sede del Centro Comercial de nuestra ciudad.

En dicha ocasión se genero el acta de Fundación ”…respondiendo a un amplio llamado a los aficionados y simpatizantes del deporte de la vela con el fin de constituir y declarar la fundación de una entidad que practique y difunda el Yachting, se hicieron presentes en esta asamblea; Pedro Demichelis, Juan C Oneto, Rogelio Sarroca, Manuel Cosio, Juan Bertoni, Decio Cora, Roberto Quintana, Agustín Fagetti (hijo), Manuel Buzzo, Conrado Acosta, Julio M Demichelis, Héctor González, Lorenzo Marcenaro, Américo Fagalde, Pablo Xaubet, José Pirotti, Carlos Malgor, Jose A Barnes, Enrique Monllor, Juan Bico, Rubén A. Bertoni, Juan Vial, Tomas Wilson y Augusto Barone. El Dr. Manuel Cosio declara abierto el acto, cediendo la palabra al señor Juan Bertoni. Se extiende sobre al importancia de los propósitos que animan a los organizadores y de cuantos en su entorno resuelva su mejor criterio la Honorable Asamblea.

Y expresa al efecto exponiendo para su aprobación, corrección o rechazo lo que aquí se anota sucintamente que de largo tiempo ha sido sentida y expuesta la conciencia de encarar una entidad propulsora del yate, pero que siendo un mal del ambiente el número excesivo de instituciones de una misma rama, él presentía dificultades y perjuicios yéndose a la institución una agrupación separada totalmente, en cierto modo competidora de hecho de los esforzados clubes náuticos locales, el “Remeros” y el “Pescadores”.

Esas entidades pese a su larga existencia y merecido prestigio, desarrollaban su optimas actividades con situación harto precarias; que urgía pues la formación del Club Velero, aparte, al margen de esas instituciones no las favorecía en absoluto sino que tendía a debilitarlas. Esto lo indujo a encontrar una formula que juzgaba muy ventajosa para el incremento del Yachting… ”

Una Agrupación de Yates.

En su parte medular establece dicha acta: 1º Esta Asamblea de la Agrupación de Yates, la que se regirá y administrara por intermedio de una Comisión que elija. 2º Declara goce y derecho amplio de los asociados, apoyo y beneficios comunes de las instituciones, los socios de la Agrupación de Yates serán todos los que permanezcan afiliados al Club de Pescadores o al Club Remero… es decisión que deben ser socios por tomar o formar ingresos a una de esas instituciones previamente. 3º La cuota entonces de cada socio, que adhiera a la Agrupación de Yates sería de $ 0.50 (cincuenta centésimos mensuales).

Que la directiva de la Agrupación sea compuesta por cinco miembros elegidos por la asamblea de la agrupación y la integren cuatro delegados por cada uno de los clubes Remeros y Pescadores. Tales las clausulas que el mocionante dice armonizar y favorecer a todas las instituciones por igual, facilitando el fomento y la popularidad del yate, a la vez el disfrute de los deportes afines, comodidades, puestos y servicios, todo con desembolso módico, que ofrecen las citadas entidades náuticas en nuestra costa.

Luego de un intercambio de ideas, se acepta la moción del señor Bertoni y se entra a designar la Comisión Directiva que regirá por un año, siendo electo por la asamblea: Presidente, Juan Bertoni; Vicepresidente, Dr. Juan M Cosio; Secretario, Juan P Vial; Tesorero, Carlos Malgor; Vocal, Américo Fagalde. Se resuelve informar a los clubes Remeros y Pescadores de estos pormenores y solicitarles la designación de sus respectivos delegados.

A continuación se designo un comité de regatas con los siguientes señores: Juan Bico, Lorenzo Marcenaro, Decio Cora, Augusto Barone, Dr. Manuel Cosio, Manuel Buzzo, Rodolfo Cora, José Pirotti y Conrado Acosta. Sin más asuntos se levanta la sesión a las 23:30 horas del día 1º de marzo de 1945.

Demás esta decir que luego el tiempo, marcaría un derrotero independiente, con la obtención de la sede propia, la identidad como institución especifica de los yachtmen sanduceros.