lola-festejo-bronce03

Colarse en la regata por las medallas de la final del Circuito Mundial de Laser Radial ya fue una hazaña. Y ayer, por si algo le faltaba a Dolores Moreira para dejar en claro que avanza a pasos agigantados con sus 18 años, la sanducera se quedó con el segundo lugar en esta medal race, lo que le significó obtener la medalla de bronce.

“Lola” se sigue codeando con las veleristas más importantes del mundo, y está lejos de apichonarse. Por el contrario: sacó a relucir todo su potencial a lo largo de las 10 regatas clasificatorias de la gran final que se disputó en la española Santander, y se ubicó en el sexto lugar entre las 25 mejores laseristas del planeta. Así llegó a la medal race, la última regata, la que tenía en juego el podio.
Y dio clases. Estuvo muy cerca de quedarse con el primer puesto de la regata, pero a último momento debió pagar una penalización. Giró, dio vuelta, y se recuperó hasta llegar en el segundo lugar, detrás de la francesa Mathilde De Kerangat. A esa altura era cuestión de esperar. La posición en la medal race fue fuera de serie, pero se debía esperar el puesto final en el torneo, teniendo en cuenta que esta regata puntuaba doble y había que sumar el puntaje con el que las 10 mejores veleristas del torneo llegaron a la medal race.
Y “Lola” terminó finalmente en la tercera posición, lo que mereció el festejo inolvidable.
La medalla de oro fue para la belga Evi Van Acker, la plata para la griega Vasileia Karachailou y el bronce para la sanducera, que sigue dando pasos agigantados en búsqueda de un crecimiento constante. Y, está a la vista, va por el buen camino, inscribiendo su nombre en los principales torneos de Laser Radial de la mano de su entrenador, Luis Chiapparro.
El objetivo planteado para esta instancia fue superado con creces. De apostar a estar entre las mejores 15 de la tanda de clasificación, Moreira fue sexta. Y, de yapa, fue segunda en la regata de las medallas para colgarse la presea de bronce.
Los desafíos continúan pensando en el premio mayor: estar en Tokio 2020, en el que sería su segundo Juego Olímpico. En diciembre tendrá otro más que interesante por delante: defender el título Mundial Juvenil en China. Y mientras, “Lola” se sigue floreando casi sin darse cuenta.

Fuente: Diario El Telégrafo