lola-15-prim

Llegó en la madrugada de ayer a Montevideo, a la tarde fue de la partida en una conferencia de prensa en el Yacht Club Uruguayo y después, fiel a su estilo, se sumergió en el gimnasio. Dolores Moreira no descansó demasiado, en medio de tanta adrenalina tras haber conseguido la medalla de bronce en la final del Circuito Mundial de Laser Radial disputado en la española Santander.

“Y… estoy sorprendida desde el principio, porque fui con el objetivo de estar entre las primeras 12, y ya el primer día terminé primera. Después fue intentar ser regulares”, explicó la sanducera, que no duda en confesar que “lo que más me sorprendió fue que arrancaba mal en las regatas y lograba recuperar para estar entre los 10 primeros”.

“Se nota que venimos mejorando”, dijo. Y está a la vista más allá de los resultados. Hasta hace relativamente poco tiempo era difícil para “Lola” poder hacerle frente a situaciones de viento y oleaje, pero la preparación da sus frutos. “Las olas eran tremendas, pero estaba lindo porque en Uruguay no tenemos esas ondas, que modificaban mucho el ángulo cuando estabas arriba de la ola. Pero lo vimos en los días previos y pude acostumbrarme, aunque no era fácil”, afirmó.

Con el paso de las horas, la velerista sanducera se dio cuenta que “corrí muy bien”, y eso llevó a que se planificara la competencia “día a día” junto a Luis Chiaparro, su entrenador, punto fundamental en este crecimiento. Así logró meterse de lleno en la regata por las medallas, en la que “no arranqué bien pero tiré todos los bordos bien y de la nada estaba primera”. Una penalización la llevó al segundo puesto, “aunque estaba enojada porque pensé que no me alcanzaba para llegar al podio, ya que tenía que esperar que una de las belgas fuera octava. Y al rato llega el ‘Chato’ (Chiapparo) para decirme que era bronce”, contó.

Con 18 años, “Lola” sigue sorprendiendo al codearse, con éxito, con la élite mundial del Laser Radial. “Creo que en un principio las rivales supondrían que era suerte”, afirmó.

Y confesó que “el día antes de arrancar le decía al ‘Chato’ lo contenta que estaba de poder estar ahí. Y juro que por momentos no lo entiendo”.

Fuente: Diario El Telégrafo