lola-referente-2017

Con apenas 18 años, Dolores Moreira es vista como un ejemplo a seguir para las nuevas generaciones uruguayas

Dolores Moreira se puso bordó y quedó petrificada la primera vez que le pidieron una foto. Pero ahora acepta los pedidos con naturalidad y pone sonrisa de selfie. Tiene apenas 18 años y es actualmente la gran referente femenina del deporte uruguayo. Por su sencillez pero también por su talento para correr regatas de yachting a bordo de un laser radial.

Son días agitados para la familia Moreira Fraschini en Paysandú. La familia tiene un grupo de whatsapp y por ahí se comunican cómo le va a Lola en los mundiales que anda disputando.

Empezó con el sub 21 en Nieuwpoort, Bélgica, donde terminó quinta. Siguió en Medemblik en un mundial abierto juvenil (sub 19) en el que fue vicecampeona y ahora está en la misma ciudad de Holanda en el Mundial de mayores.
Arrancó cuarta en la primera jornada con un segundo y décimo puesto y ayer fue 15ª (regata que descartó de su puntaje) y séptima para quedar en el quinto lugar. Son 100 competidoras de más de 40 países. La segunda mejor sudamericana es Paola Schmidt de Perú y viene 56ª.

"Cada uno sigue con su actividad pero en el grupo nos vamos pasando noticias", contó a Referí Mariela Fraschini, la madre de Lola desde Paysandú donde trabaja como administrativa.

Ahí participan Victoria, la hermana mayor de 22 años que estudia Ciencias Económicas, la del medio Agustina, de 20, que trabaja en el rubro gastronómico en Paraguay, y Ernesto, el padre, industrial.

Fuera del mundo virtual, todos palpan que Lola es una referente para las futuras generaciones uruguayas: "Generó algo lindo, la gente que la conoce la toma como referencia de algo que se puede alcanzar", contó su madre.
Gustavo Coll, comodoro del Yacht Club Uruguayo, reveló que hace poco una niña llegó al club acompañada de su padre dispuesta a cambiar de deporte: "Quiero ser como Lola", le dijo.

"En Paysandú, a veces me paran y me dicen que sus hijos practican deporte y tratan de superarse. Hace poco un padre me contó que su hija le pregunta mientras da sus primeros pasos en el optimist (la clase de iniciación de la vela): 'Decís que alguna vez puedo competir como Lola'. Quiere decir que no lo ven como algo lejano", expresó Fraschini.

Su figura también acercó a muchos niños a practicar yachting.

"Lola fue a la Escuela número 8 en Paysandú. Hace un tiempo estuvo de visita acá y le pidieron para ir a dar una charla y me emocionó ver cómo los niños les contaban todos los deportes que practicaban y las cosas que hacían", agregó.
"Desde que en mayo ganó la medalla de bronce de la World Cup Series, todos sus resultados finales fueron top 5. Es extraordinario, superlativo", comentó Coll.

"El proceso es altamente positivo, demuestra que el epicentro de la vela olímpica está en Europa y hay que estar ahí", agregó.

Lola tiene 18 años, cursa quinto de liceo mediante un sistema de tutorías llamada Uruguay Estudia. "Hay que ir pasito a pasito, como dice la canción", dijo por su parte su madre. Su entrenador Luis Chiapparro y la encargada de su preparación física María Frins viven en Uruguay.

Más allá del presente que la tiene como una de las mejores del mundo –con un enorme futuro por delante– su madre mira para atrás con doble satisfacción: "Hay mucho sacrificio en toda familia de un deportista: renunciar a momentos familiares, a un montón de cosas, ajustarse para cumplir con gastos como los viajes. Con Agustina no podíamos bancar a dos personas compitiendo, pero por suerte las hermanas son divinas y solo se pelean por quién es la fan número 1 de Lola".
Fraschini recordó una anécdota: "En el cumpleaños de 15 de Agustina, teníamos organizado un festejo y ella lo suspendió cuando surgió un Torneo Norteamericano en Canadá donde podía correr junto a Lola. La reunión se transformó en un viaje en familia. El deporte nos unió mucho".

Seis campañas olímpicas en ciernes
"El crecimiento que estamos teniendo en la vela es imponente. A Tokio 2020, además de Lola, apuntan Pablo Defazio, Dominique Knuppel y Mariana Foglia en Nacra 17, Ignacio Rodríguez y Santiago Diz en laser standard, José Chifflet e Ignacio Radovitzky en 49er, Nicolás y Martín Radovitzky que se están comprando un 470, Hernán Umpierre y Fernando Diz van a pasar este año del 29er al 49er a 49. Además, para los Juegos Olímpicos de la Juventud de Buenos Aires 2018, en Nacra 15, se están preparando Ignacio Regusci y Cecilia Coll con Defazio de entrenador", dijo Coll.

La frase
"Por los resultados que está logrando y por su proyección, creo que Lola es candidata al podio en Tokio 2020 por lo que tendremos que sentarnos con el Yacht Club Uruguayo, el Comité Olímpico y la Fundación Deporte Uruguay a medir bien las cosas", Gustavo Coll

Fuente: www.referi.uy